Ley Aduanera: base para prevenir la subvaluación de mercancías

03 de enero, 2017

La subvaluación de mercancías es un tipo de contrabando técnico y surge cuando el importador declara un valor en aduana menor al que se pagó por la mercancía, con el fin de pagar menos impuestos en las auditorías de comercio exterior.

La forma principal para determinar el valor de las mercancías –incluida en artículos como el 64, 70 y 74 de la Ley Aduanera de México– está sujeta a dos factores principales:

  • El valor real de las mercancías.
  • El valor de transacción: precio pagado o por pagar –en total– por las mercancías importadas, incluyendo el Impuesto General de Importación y el Impuesto al Valor Agregado que pagará el importador.

Basado en lo anterior, la subvaluación de mercancías generalmente se presenta bajo los siguientes esquemas de operación:

  • Se paga el valor real al vendedor y se alteran los documentos.
  • Se importa un producto declarando un valor inferior con documentos falsos o alterados.
  • Se paga un valor menor al proveedor.
  • Se paga al proveedor la diferencia entre el valor real y el establecido en la factura.

¿Cómo se previene la subvaluación de mercancías? 

Para prevenir y combatir esta práctica, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha implementado reformas –trabajando de cerca con los sectores y usuarios de comercio exterior– como las nuevas tecnologías de facturación y con la implementación de los precios mínimos de producción, que impulsa a los importadores a declarar un precio mayor al de producción. 

Dentro del comercio exterior, incorporar un sistema de compliance se ha vuelto cada vez más importante para prevenir los riesgos de la subvaluación aduanera y para cumplir con los marcos normativos aplicables. Incluso ayuda a evitar sanciones aplicadas por el SAT, como la suspensión de patentes o la suspensión en el Padrón de Importadores. 

Cambios a la legislación de Comercio Exterior

Desde hace más de tres años, las autoridades han modificado la legislación y normatividad para tener mayor control sobre el valor de transacción y el valor real de las mercancías. Esto ha dado paso no sólo a la transformación de la Ley Aduanera, sino también al Código Fiscal de la Federación, las Reglas Generales de Comercio Exterior y a la creación del Reglamento de la Ley Aduanera.

El artículo 81 del Reglamento de la Ley Aduanera es importante, ya que establece los documentos que el importador debe anexar en la valoración como: factura comercial, documentación de transporte, documento que compruebe el origen, comprobante de pago, contratos de transacción, entre otros.

Se espera que el 1 de junio de 2017 entre en vigor este artículo del Reglamento de la Ley Aduanera, el cual obligará a las empresas a proporcionar documentos junto a la manifestación de valor.

Para prevenir las multas que podrían afectarte y asegurar que tus aplicaciones sean correctas, te recomendamos profesionalizar tu área de comercio exterior y realizar auditorías preventivas. Descubre las soluciones y ventajas de implementar un sistema de compliance con OneCore.

New Call-to-action

Recibe en tu correo información sobre cambios en regulaciones o nuevas reformas y evita multas del SAT

Artículos relacionados

Los 3 tipos de regulaciones y restricciones no arancelarias más comunes

Existen varios tipos de regulaciones y restricciones no arancelarias (RRNAs) como los permisos previos, los marcados de país de origen y las cuotas compensatorias en comercio ...

Multas de comercio exterior en 2020 y cómo evitarlas

Sabemos que uno de tus mayores retos es informarte para tomar decisiones, lo cual no sólo significa mejorar e incrementar tus operaciones sino también evitar multas de comercio ...